viernes, 31 de enero de 2014

Música para viajeros


       


cuando Oscar Parra me propuso componer la banda sonora del film Bajo un manto de estrellas supuso no solo cambiar de género con respecto a la película anterior,si no componer una música bajo otro punto de vista,no centrarme en los personajes,si no en aquello que los hizo oponerse hasta la muerte.Me dí cuenta de toda la carga espiritual e idealista que tenía esta historica real.
Así que antes de componer las primeras notas me propuse una pregunta como inspiración en todo lo que haría,y esta fue :"¿como de grande y de fuerte eran los ideales,el amor de estas personas..para que llegaran a sacrificar sus propias vidas?".La música se basaría en intentar responder esta pregunta.Así que como es de suponer,mas que la composición en sí fué especialmente dificil solucionar el problema de la ejecución y la instrumentación,con el fín de que fuera lo mas grandilocuente posible en ciertas escenas,que mostraran al espectador sus sentimientos a flor de piel.
Debo decir que la informática musical de hoy en dia y sus grandes posibilidades son un gran apoyo para esta clase de proyectos...pero en este caso gran parte de la banda sonora seguía pidiéndome mas personalidad y cercanía.

Tuve que alquilar un violonchelo,aprender en una semana a sacar alguna que otra nota y a base de prueba y error incorporarlo como instrumento casi principal de la banda sonora.Esta le daba ciertos toques de melancolía que llegaron a convencerme para muchas escenas,pero resultaría un problema a la hora del "empaste" con respecto al resto de cuerdas creadas virtualmente.
Las semanas siguientes fueron dedicadas a intentar sustituir casi todo lo virtual por cuerdas reales.Todo lo que esto me supuso fué especialmente lento pero con un resultado mucho mas cercano y humano.
Nunca he disfrutado tanto creando una banda sonora...y nunca he tenido que borrar tantos bocetos,tantas pruebas y tantos ensayos. En todo el proceso,desde la composicion a piano de cada melodía al proceso de  y orquestación de cada obra he tenido la sensación extraña de que poco a poco se ha ido tejiendo prácticamente sola con cada actor,con cada diálogo y con cada escena.




Como siempre el director Oscar Parra me ha dado toda la confianza del mundo,todo su apoyo y todas las dosis necesarias para no solo intentar hacer la mejor banda sonora que merece esta película,si no para disfrutarla en su creación y en su ejecución.Con todo esto y lo que nos queda se ha ido convirtiendo en el calificativo de amigo y compañero de batallas que muy bien sabemos de primera mano que no es un mundo facil donde nos caen las oportunidades del cielo como algunos piensan...que cada escena,música y pequeño detalle que se verá en los cines tiene MUCHO esfuerzo y muchos errores detras...y que solo han llegado ahi con la insistencia y la pasión por lo que se hace.



He durado cerca de 2 meses en crear esta banda sonora..pero como siempre digo y al menos en mi caso,unas cuantas semanas previas a este gran reto siempre empieza la mente a buscar sus primeras notas y a entrelazarse poco a poco como si fueran un gran puzzle de muchas piezas.Aquellos dias empezaron en mi viaje a parís,donde pude contemplar la gran maravilla que es "Notre Dame",escuchar todo ese coral mientras contemplas esa belleza junto a la persona que mas quieres en el mundo...Todo lo compuesto,todo lo creado siempre tiene un Por qué,tiene su tiempo y su momento para hacerlo.Esta banda sonora se ha hecho pensando  mucho en el amor,en el respeto y en luchar por aquello en lo que crees hasta la muerte si hace falta. Puede ser casualidad que todo lo contado coincida con el gran mensaje de esta película,pero puede que no...

"Somos viajeros con un destino conocido,pero con una hora de llegada incierta"

NOS VEMOS EL 14 DE FEBRERO EN LOS CINES


1 comentario:

  1. Verdaderamente maravilloso. No tengo palabras. Gracias, maestro.

    ResponderEliminar